• Home »
  • APP »
  • El 80% de la población infantil desarrolla manifestaciones alérgicas
El 80% de la población infantil desarrolla manifestaciones alérgicas

El 80% de la población infantil desarrolla manifestaciones alérgicas

No hay situación que genere más preocupación para un padre que la salud de su vástago. Así lo expresa Lidia de La Cruz, madre de Óscar Alejandro, de tres años, alérgico a más de cinco sustancias. Todo empezó cuando nació el menor. Se dio cuenta que algo no andaba bien porque el pequeño se estrujaba mucho los ojos, la nariz y las orejas al mismo tiempo.

A los cuatro meses, la madre llevó al niño al pediatra, por una tos muy fuerte que el médico atribuyó al virus de chikungunya, que había padecido cuando apenas tenía tres meses. En ese momento, le explicaron que era normal, pues había quedado sin defensas.

Al año, Lidia llevó al menor al dermatólogo porque su piel estaba muy seca y se rascaba con mucha frecuencia. En la zona en la que se rascaba su piel se tornaba negra.

A pesar de los medicamentos recetados por su pediatra, el malestar en el niño continuaba. Lo llevó a varios especialistas, desde un oftalmólogo hasta un neumólogo, sin conseguir mejoría, pues la tos y la comezón no paraban. Fue entonces cuando decidió llevarlo por motivación propia al alergista.

Luego de indicarle un estudio llamado Prest Tek, el galeno diagnosticó al niño con alergia a más de cinco sustancias y sus derivados entre las cuales estaban el polvo, ácaros del polvo, polen, miel, maíz, piña, chocolate, aerosoles, lana, baba de perro, gramas y colorantes artificiales.

Lidia relata haber sentido frustración después de recibir el diagnóstico, pues ignoraba cómo prohibirle a su pequeño comer todo lo que comúnmente consumía y sobre todo alejarlo de los perros que tanto le gustan.

“Es que casi todo lo hacen con fécula de maíz, incluyendo las leches, excepto la de cabra, pero es muy costosa y viene en presentación pequeña. Tuve que buscar otras alternativas, y en la búsqueda tardé dos semanas. Fue estresante, finalmente encontré una leche asequible”, dice.
Tratamiento

De la Cruz relata que el medicamento es costoso, dura dos años y medio y Óscar no se va a curar, sino a mejorar. El especialista le explicó que el organismo se puede adaptar a muchos de esos alérgenos y puede mejorar en un 87%.

La madre explica que el seguro médico le cubre solo la consulta porque es un plan superior, pues el especialista no trabaja con planes básicos. De haber tenido un plan básico iba a tener que pagar la consulta, cuyo costo es 3,000 pesos.

“El costo del tratamiento tiene dos etapas. La primera es 9,000 pesos por concepto de inyecciones y al final del tercer mes nuevamente la prueba que indicará como va evolucionando el medicamento, ésta tiene un precio de 7,000. Lo que en su conjunto serían unos 16,000 pesos cada tres meses, que durante los dos años y medio que dura el tratamiento asciende a 160,000 pesos el proceso completo”, comentó.

El médico alergista José Torres, gerente del Departamento de Alergología del Hospital Pediátrico Doctor Hugo Mendoza y de CEDIMAT, dice que recibe al mes, en uno de sus consultorios, entre 70 y 80 pacientes.

Torres explica que el factor hereditario influye y que hasta un 80% de la población infantil, que tiene padres alérgicos, desarrolla alguna manifestación alérgica como la dermatitis atópica.

“Esta enfermedad es bastante común, pero hay que identificarla y tratarla a tiempo para evitar complicaciones con la salud,” puntualiza el galeno.

Según el especialista existen alergias de todas clases con una representación de 5% de la consulta habitual, que van desde las provocadas por alimentos, frío, sudor, pelo de mamíferos, ejercicios, hasta semen, que se manifiestan con la irritación de la parte íntima produciendo ronchas y picor.

¿Sabes qué es la alergia ocupacional y quiénes la padecen?

Según explica el experto hay profesionales que tienen menor riesgo de padecer alergia en el trabajo, pero existen otros que por estar expuestos a grandes cantidades de productos químicos y sin protección pueden desarrollar desde una molesta rinitis hasta una enfermedad más severa como el asma.

Los profesionales de áreas como las de peluquería, cajeros, panadería, ebanistería y talleres de pintura tienen altas posibilidades de desarrollar alergias, pues estos tipos de trabajo tienen una alta exposición de productos químicos.

Para estos casos el alergista recomienda como forma preventiva utilizar medidas de protección como los guantes y mascarillas, que sirvan de barreras para impedir que los alérgenos lleguen directamente a las vías respiratorias y a la piel.

Alimentos

En el caso de los infantes, quienes también pueden padecer alergias alimentarias desde temprana edad, Torres puntualiza que las más comunes son las causadas por leche, huevos y pescados. En este caso, existe la posibilidad de que esta enfermedad desaparezca cuando el niño tenga entre los tres o cuatro años.

Pero ¿qué pasa cuando el infante continúa con el padecimiento alérgico a diferentes sustancias? ¿Puede hacer una vida normal o está limitado?

Un niño con cualquier tipo de alergia no está limitado, pues según el doctor en torno a estos casos se ha creado un mito.

“Una persona porque sea alérgica no puede vivir aislada, ni limitar su vida. Lo ideal es que ese paciente sea diagnosticado por un especialista en alergia y una vez sepa cuáles son las medidas preventivas que se le han indicado pueda hacer su vida normal, exceptuando aquellas cosas que sabe que le desencadenan los síntomas alérgicos,” puntualiza el experto.

Y si la alergia es solo a los animales, ¿cuál es la recomendación? ¿Pueden convivir con él aun llevando el tratamiento?

“Este tema ha generado controversia porque en estudios epidemiológicos que se han hecho a nivel mundial, hay estudios que favorecen el tener animales dentro de casa desde el momento del nacimiento del niño, porque según el estudio, si se expone a temprana edad al alérgeno del animal el paciente puede crear una tolerancia a ellos”, sostiene.

Hay otros estudios que contradicen eso y explican que un niño que desarrolle una alergia a temprana edad va a empeorar, dice Torres.

“Mi experiencia es que los animales, si causan síntomas, deben ser retirados del hogar”, argumenta.

Existen tratamientos, como las vacunas que se administran al paciente, para perros, gatos y caballos, que mejoran bastante la condición alérgica, pero lo ideal es que se elimine la exposición.

Compartir