Casi 400 muertos por enfrentamientos en Mianmar

Casi 400 muertos por enfrentamientos en Mianmar

Casi 400 personas han muerto en el oeste de Mianmar en hechos de violencia registrados a raíz de ataques de insurgentes de la minoría musulmana rohinya contra las fuerzas de seguridad, dijo el ejército birmano el viernes, y ambas partes se acusaron mutuamente de cometer atrocidades, mientras miles de rohinyas huyen por la frontera hacia Bangladesh.

La cifra de muertos, publicada en la página de Facebook del comandante de Mianmar, marca un fuerte incremento respecto a los 100 de los que se informó anteriormente. El comunicado dice que de los 399 muertos, todos, excepto 29, eran insurgentes.

El comunicado señala que ha habido 90 enfrentamientos armados, incluidos 30 ataques iniciales de los insurgentes el 25 de agosto. El ejército, en respuesta a los ataques, lanzó ofensivas contra los insurgentes.

Los defensores de los rohinyas, una minoría musulmana oprimida en el mayoritariamente budista Mianmar, dicen que las fuerzas de seguridad y civiles armados atacaron y quemaron poblados, dispararon contra civiles e hicieron huir a otros.

Cientos de civiles han sido asesinados, afirmaron, y publicaron fotos, videos y recuentos en redes sociales como evidencia.

El gobierno culpa a los insurgentes de quemar sus propias casas y de matar a budistas en Rajine.

Las añejas tensiones entre los rohinyas y los budistas hicieron erupción en 2012 en sangrientos motines que obligaron a más de 100.000 rohinyas a vivir a campamentos para desplazados, donde muchos aún viven.

Mientras los refugiados llegaban a la frontera con Bangladesh, Mohammed Mohiuddin Khan, un policía de la ciudad de Cox Bazar, dijo que hallaron 21 cadáveres flotando en el río Naf. Dos de ellos tenían heridas de bala, señaló.

El jueves, tres botes con refugiados naufragaron, lo que causó la muerte de 26 personas, incluyendo mujeres y niños, dijo la policía.

Entre los que huyen de la violencia se encuentra Sham Shu Hoque, de 34 años, quien cruzó la frontera con 17 familiares suyos. Dijo que dejó su comunidad de Ngan Chaung el 25 de agosto después que fue atacada por fuerzas de seguridad de Mianmar que dispararon contra los pobladores. Agregó que las tropas usaron también lanzagranadas y dispositivos incendiarios disparados desde helicópteros.

Cinco personas murieron frente a su casa, dijo. Su familia sobrevivió al ataque, pero los soldados les ordenaron marcharse. Les tomó una semana llegar a Bangladesh.

Por lo menos 40.000 rohinyas han cruzado a Bangladesh, de acuerdo con cálculos de autoridades y líderes de la comunidad.

Compartir