• Home »
  • APP »
  • “Corea del Norte ya ha miniaturizado una cabeza nuclear”, según EEUU y Japón
“Corea del Norte ya ha miniaturizado una cabeza nuclear”, según EEUU y Japón

“Corea del Norte ya ha miniaturizado una cabeza nuclear”, según EEUU y Japón

En la fase actual de la crisis norcoreana los eventos se suceden a un ritmo muchísimo más rápido de lo que nadie había previsto. El sábado, la ONU impuso una nueva ronda de sanciones contra Corea del Norte por sus recientes pruebas de misiles, que fue respaldada incluso por China, hasta ahora el principal apoyo internacional del régimen de Pyongyang. Este ha reaccionado amenazando con enseñarle una “severa lección” a Estados Unidos, mediante una “acción física”. Washington ve cómo corre el reloj, temeroso del momento en el que Corea del Norte sea capaz de miniaturizar una cabeza nuclear e introducirla en uno de los misiles balísticos intercontinentales (ICBM) desarrollados este año, lo que le permitiría lanzar un ataque nuclear contra territorio estadounidense. Hasta hace poco, se pensaba que Pyongyang no sería capaz de hacerlo hasta dentro de al menos cinco años. El mes pasado, la CIA y la Agencia de Inteligencia de la Defensa (la DIA) revisaron sus estimaciones a un año. Ahora han tenido que volver a hacerlo: según un informe confidencial de la DIA al que ha accedido el Washington Post, la miniaturización ya se ha producido.

“Corea del Norte ha producido de forma exitosa una cabeza nuclear de guerra miniaturizada que puede ser introducida en sus misiles, cruzando un umbral clave en el camino para convertirse en una potencia nuclear completa, según han concluido oficiales de inteligencia estadounidenses en una estimación confidencial”, afirma el diario. “El nuevo análisis completado el mes pasado por la Agencia de Inteligencia de la Defensa llega justo después de otra estimación de inteligencia que aumenta de forma abrupta la estimación oficial del número total de bombas en el arsenal atómico del país comunista. EEUU calculó el mes pasado que hasta 60 bombas nucleares están ahora bajo el control del líder norcoreano Kim Jong-un”, añade el rotativo.

El informe fue terminado el pasado 28 de julio y distribuido a determinados miembros del Gobierno con suficiente autorización de seguridad. “La CI [comunidad de inteligencia] estima que Corea del Norte ha producido armas nucleares para ser lanzadas mediante misiles balísticos, para ser incluidas en misiles ICBM”, afirma el documento, en un extracto leído por un alto funcionario estadounidense a los reporteros del Post, que posteriormente han verificado el contenido con otros dos miembros de la Administración.

La estimación coincide con la realizada por los servicios de inteligencia de Japón, cuyo Gobierno publicó ayer un documento de defensa de 500 páginas en el que advertía de esta posibilidad. “El desarrollo de misiles balísticos por parte de Corea del Norte y su programa nuclear se están convirtiendo en problemas reales y cada vez más inminentes para la región de Asia-Pacífico, incluyendo Japón, así como para el resto del mundo”, afirma el informe del Ministerio de Defensa. “Es concebible que el programa nucelar de Corea del Norte ya haya avanzado considerablemente y es posible que Corea del Norte ya haya logrado la miniaturización de armas nucleares en forma de cabezas [de misiles], y por tanto haya adquirido cabezas nucleares”, indica.

“Si hay una guerra, los muertos serán en Asia”
No obstante, algunas voces llaman a la cautela. “La exageración es particularmente peligrosa”, afirma Siegfried Hecker, director emérito del Laboratorio Nacional Los Álamos y el último funcionario estadounidense que inspeccionó personalmente las instalaciones nucleares norcoreanas hace años. Para Hecker, es importante no presentar a Kim Jong-un como una amenaza mayor de la que realmente representa. “A algunos les gusta retratar a Kim como un loco, y eso hace que el público crea que el tipo no puede ser disuadido. Pero no está loco ni es un suicida. Ni siquiera es impredecible. La verdadera amenaza es que acabemos metiéndonos en una guerra nuclear en la Península de Corea”, afirma en el artículo del Washington Post.

Y podría no faltarle razón, dado que varios miembros de la Administración Trump han señalado su preferencia por una acción militar contra Corea del Norte antes que permitir que Pyongyang pueda llegar a tener la remota capacidad de lanzar un ataque nuclear contra territorio estadounidense. Hace dos semanas, el senador republicano Lindsey Graham lo expresó de forma clara en una entrevista televisiva: “Japón, Corea del Sur, China, todos estarían en el punto de mira si empezásemos una guerra nuclear con Corea del Norte. Pero si consiguen un misil [nuclear] pueden atacar California, tal vez otras partes de América. Si va a haber una guerra para detenerle, será allí. Si miles mueren, van a morir allí. No van a morir aquí. Y [Trump] me lo ha dicho cara a cara”, afirmó. “Puede parecer provocativo, pero en realidad no lo es. Cuando eres presidente de los Estados Unidos, ¿dónde reside tu lealtad? En el pueblo estadounidense”, añadió el senador.

La idea no está exenta de polémica, y comienzan a aparecer voces en la propia EEUU que afirman que, ante la imposibilidad de impedir la enorme devastación que desataría, cualquier ataque contra Corea del Norte sería “inmoral”. Como señala un artículo en la publicación liberal ‘The Atlantic’, “si el ejército de EEUU fuese a atacar Corea del Norte por las razones mencionadas por Graham, sería el resultado de calcular que desatar un conflicto real en el este de Asia es preferible que aceptar una amenaza teórica a Estados Unidos, que merece la pena arriesgarse a las muertes de quienes viven en y cerca de Core del Norte, incluyendo a expatriados norteamericanos y tropas estacionadas en Japón y Corea del Sur, para impedir la muerte potencial de estadounidenses en casa”.

DANIEL IRIARTEEl presidente Trump hablará hoy al Senado sobre la crisis norcoreana, y espera que pida apoyo para establecer una nueva serie de sanciones: la alternativa militar es demasiado cruda
“Mi reacción es que Lindsey Graham debería conseguir un informe clasificado como los que me han pasado a mí”, respondió la semana pasada la senadora demócrata por California Dianne Feinstein. “Es todo clasificado. Pero sabemos mucho más sobre estas armas y dónde están, ycuáles son las dificultades. Es todo lo que puedo decir”, indicó. Entra dentro de lo probable que uno de dichos informes fuese el que ahora ha hecho público el Washington Post.

De momento el presidente Trump no ha interrumpido sus vacacionespara comentar esta nueva información. Su último tuit en el momento de la publicación de este artículo, sin embargo, se refiere también a la cuestión norcoreana: “Tras muchos años de fracasos, los países se están juntando para hacer frente finalmente a los peligros que representa Corea del Norte. ¡Debemos ser duros y decididos!”. Unas palabras que, en el contexto actual, no resultan demasiado tranquilizadoras.

Compartir