• Home »
  • App »
  • Fidel deja un legado: “es posible desafiar la hegemonía de Estados Unidos”
Fidel deja un legado: “es posible desafiar la hegemonía de Estados Unidos”

Fidel deja un legado: “es posible desafiar la hegemonía de Estados Unidos”

La muerte de Fidel Castro el pasado viernes ha dejado numerosas muestras de respeto y dolor, como la del líder del partido laborista británico Jeremy Corbyn o la del primer ministro canadiense, Justin Trudeau, que expresó su “profunda pena” por la pérdida de un “líder extraordinario”.

RT ha hablado con el profesor Joseph S. Tulchin, exdirector del programa de estudios latinoamericanos del Centro Internacional Woodrow Wilson, sobre las reacciones que se han producido por la muerte del líder de la Revolución cubana Fidel Castro.

Tulchin considera “una gran exageración” la comparación de Fidel Castro con figuras como Stalin o Hitler. El profesor considera que aunque no hay duda de que “Cuba es una dictadura y Fidel Castro un dictador” no se puede hacer tal comparación porque, a diferencia de Stalin o Hitler, “Fidel fue capaz de crear una sociedad en la que todos los cubanos tuvieran acceso a la sanidad y a la eduación”. Además, considera que, “salvo alguna excepción”, en los más de 50 años vividos desde la Revolución, “el pueblo cubano ha tenido una vida tranquila”.



El profesor Tulchin reconoce que los años que siguieron al triunfo de Castro “fueron una matanza”, pero recuerda que dos años después de llegar al poder “EE.UU. apoyó la invasión de cubanos opositores” en la llamada Invasión de Bahía de Cochinos. El fondo del asunto es que “el régimen cubano de Castro sufrió ataques desde el principio hasta el final de la Guerra Fría”.

Uno de los logros de Cuba es que no es “un centro de la droga”, a diferencia de otras islas caribeñas como Jamaica, la República Dominicana o Haití. El narcotráfico en Cuba es “inexistente”. Además, los guardacostas cubanos “cooperan habitualmente con los de EE.UU.”, por lo que Cuba es considerada en el Pentágono “un aliado” en la lucha contra las drogas.

El legado que deja Fidel Castro a América Latina es que “es posible desafiar la hegemonía de EE.UU.” y esta lección significa que los países de la región pueden conseguir “autonomía” a pesar de las “presiones” de la potencia dominante.