• Home »
  • APP »
  • ‘Gadgets’ y herramientas clave para trabajar desde casa
‘Gadgets’ y herramientas clave para trabajar desde casa

‘Gadgets’ y herramientas clave para trabajar desde casa

Sin oficina, casi sin jefes y sin máquina de café: eres una de esas personas que trabaja desde casa o un espacio público, contribuyendo con tu labor a mejorar el mundo mientras te ganas un sueldo. Trabajar todo el día delante del ordenador obliga a saber organizar los tiemposy a aprovecharlos de la mejor forma posible. Por todo ello, la tecnología se convierte en un aliado indispensable para que la jornada laboral no se convierta en un caos.

Un poco de wifi y sonido ambiente, por favor

No trabajarás en una oficina, pero a lo mejor tampoco en casa. Te gustará hacerlo en una cafetería moderna o en una biblioteca pública. Elijas la opción que elijas, lo suyo es contar con una buena conexión wifi. Para localizar la más cercana puedes descargarte aplicaciones como WiFi Map (iOS y Android), que te señala en un mapa las mejores conexiones públicas a tu alrededor. Entre sus virtudes está la de compartir en redes sociales los puntos que te encuentres, para que tus amigos también los conozcan. Eso sí, ten cuidado si te sugiere redes públicas, sin contraseña, ya que estas son más inseguras.

Con wifi o sin wifi, puede que un día lo único que te interese es salir de casa para no apolillarte. Workfrom te ayuda a buscar los mejores espacios públicos o privados para hacerlo, en ciudades de todo el mundo. Puedes buscar por bibliotecas, ‘coworkings’… o bien filtrar por sitios con una conexión rápida o que te permitan conectar un cable a un enchufe.

Cuando ya tienes el wifi, igual quieres un sonido para concentrarte o ponerte a tono; tal vez el viento entre los árboles, un poco de lluvia otoñal relajante… Hay webs que te permiten escuchar estos sonidos de manera artificial. Para ello puedes servirte de Noisli (Android, iOS y web), que además ayuda a bloquear ruidos molestos que haya a tu alrededor (por ejemplo, las obras de unos vecinos o el aspirador de otros). Ellos aseguran que la ‘app’ ayuda a incrementar la productividad o a reducir el estrés. Además de los sonidos naturales, tiene otros tan atractivos como el murmullo de una cafetería en ebullición o el de un tren en funcionamiento.

Ya que la concentración es una de las necesidades más grandes que tiene el ‘freelance’, hay herramientas que ayudan a evitar los despistesdelante del ordenador. Calmly Writer es una de esas herramientas. Es un procesador de textos muy simple que guarda el texto automáticamente con la caché del navegador. Ideal si la conexión a internet va lenta y trabajamos con un procesador de textos en la nube. Cuando terminemos, descargamos nuestro texto y listo.

Buscadores de wifi
Buscadores de wifi

Y para seguir evitando las distracciones, pero sobre todo para aprovechar el tiempo, están herramientas como RescueTime (Android y web), que cronometra cuánto tiempo pasas en cada web o aplicación con el fin de saber cómo lo distribuyes. Te servirá para saber si lo pierdes en algunos servicios de entretenimiento (o, por ejemplo, en redes sociales) cuando deberías estar enfocado en otras tareas. Se pueden consultar gráficos para comprobar de forma más esquemática cómo se distribuye nuestra jornada laboral e incluso obtener un histórico de productividad para observar nuestra evolución. Una aplicación parecida es FocusBooster.

Para ser más productivos pero también para saber cuáles son las tareas que nos quedan por hacer se encuentra Trello. Este servicio es un administrador de tareas o proyectos pendientes: a la manera de los pósits o de las listas que hacemos en una agenda de papel, Trello crea tarjetas con un nombre, en cuyo interior podemos dejar enlaces, archivos adjuntos…

Una vez realizadas, en vez de tacharlas, las archivamos. Si trabajamos con un equipo de personas podemos etiquetarlas en esas tarjetas o mencionarlas con el fin de que estén avisadas en todo momento sobre lo que tienen que hacer. La versión gratuita es muy atractiva, con múltiples opciones de trabajo y de personalización.

No sin mis complementos

Y estés en la oficina o en la calle, con herramientas para mejorar la productividad o no, quizá te haga falta algún complemento para tu ordenador portátil o tableta. Es el caso de las baterías externas, unos cargadores que te salvarán de un aprieto. En algunos casos, estos aparatos con diseños vanguardistas sirven para cargar varios dispositivos diferentes, como en algún modelo de la marca Aukey que ahora se encuentra en oferta por 19,99 euros.

Si queremos un cilindro para cargar dos teléfonos móviles a la vez, podemos optar por una batería de 5000 mAH, también de Aukey, por 12,99 euros. Para el portátil también está la Trust Urban Primo Powerbank, de 8800 mAH, varios puertos de entrada y por 29,99 euros en Fnac. Antes de comprar, eso sí, comprueba con cuánta rapidez funcionan; es decir, cuántas horas dependerás de ellas antes de soltarlas.

Las baterías externas son bellas y útiles a la vez (Amazon)
Las baterías externas son bellas y útiles a la vez (Amazon)

Las baterías externas no son los únicos dispositivos que podemos comprar para nuestro trabajo y complementar con ‘apps’ y servicios web. Relacionado con lo anterior, puedes encontrar estaciones de carga en oferta por menos de 20 euros. También, si trabajas con fotografía y no quieres salir de casa pero necesitas imprimir, Fujifilm (169,15 euros) o Polaroid (127 euros) tienen impresoras portátiles de imágenes que se pueden vincular al ‘smartphone’.

Y si trabajamos con el ‘smartphone’ o la tableta, quizá un teclado portátil no vendría mal. Los hay plegables con conexión Bluetooth por menos de 20 euros e incluso con panel táctil para hacer las funciones del ratón. Esto es ideal si tenemos que salir a la casa o la oficina de un cliente para enseñarle un proyecto.

La virtud de las ‘suites’ ofimáticas remotas

Todos estos servicios se complementan con una buena ‘suite’ ofimática remota, es decir, un paquete de aplicaciones que nos permitan crear y editar documentos que se guarden en la nube y podamos recuperar en otro equipo, sin necesidad de guardarlos en memorias externas.

Google Drive es un buen ejemplo de ello. Permite almacenar documentos a la manera de Dropbox y ordenarlos en carpetas que se pueden crear en su propia pantalla de inicio. Además, cuenta con un procesador de textos, una hoja de cálculo y una herramienta para diseñar diapositivas; estos tienen funciones tan atractivas como compartir los documentos creados con otros usuarios sin necesidad de descargarlos (tan solo hay que introducir su dirección de correo electrónico) o permitir la edición conjunta entre varias personas.

TEKNAUTAS

Microsoft se puso las pilas y también tiene versión remota de Office. Mientras tanto, Apple desarrolló iCloud, que permite usar de manera remota Pages, Numbers y Keynote. Todos tienen en común que, al iniciar sesión en cualquier ordenador, tendremos nuestro trabajo con facilidad de acceso.

Si no usas una ‘suite’ ofimática remota, te recomendamos instalar la aplicación de escritorio de Dropbox y guardar ahí tus documentos. De esta manera, si tienes que cambiar de lugar de trabajo o tu terminal se estropea, podrás recuperar de la nube lo que allí hayas alojado: la sincronización es constante incluso cuando se están editando los archivos.

Elijas el producto que elijas, ten en cuenta que el almacenamiento suele ser limitado (de unos pocos gigas) en los modos gratuitos, por lo que si piensas usarlo de forma masiva tendrás que hacerte con la opción de pago. Y si no confías en la nube, OpenOffice es una ‘suite’ de código abierto con procesador de texto y hoja de cálculo, entre otras herramientas, que se ha convertido en un imprescindible de trabajo para muchos.

Así, el surtido de herramientas y ‘apps’ es tal que será difícil no encontrar una que nos guste o nos facilite el trabajo. Eso sí, lo de dejarnos el pijama en la cama es de nuestra responsabilidad. Ahí no hay ‘gadget’ que valga.

Compartir