El infierno de Irma cae sobre Key West

El infierno de Irma cae sobre Key West

El infierno de Irma golpeó el domingo en la mañana el archipiélago de los Cayos, en el extremo sur de Florida, devorando barcos y casas abandonados por sus habitantes ante la llegada del huracán. “No voy a mentir, es verdaderamente aterrador”, admitió un habitante citado por el canal de televisión ABC. Las ráfagas de viento se calcularon en 215 km/h.

Las palmeras arrancadas quedaron esparcidas en las carreteras, mientras que los veleros se soltaron de sus amarres y encallaron en las playas o en los manglares. A la orilla de mar, las olas provocadas por el huracán categoría 4 se tragaron poco a poco la tierra y golpearon casas, puertas y ventanas, que estaban protegidas por placas de madera. En imágenes difundidas en Twitter, “un caza tormentas” estaba parado al lado de su automóvil, protegido por un cortavientos y un casco. Reclinado en 45 grados, trató de resistir el viento, antes de que tener que acostarse.

“Difíciles condiciones en la costa norte de Key West a causa de Irma. Nuestro edificio es sólido. Más moderno”, posteó también en Twitter la base aeronaval de la Armada de Estados Unidos, mostrando imágenes del embarcadero sumergido por el mar y abatido por los vientos. Otras imágenes publicadas en redes sociales muestran calles inundadas por la lluvia, así como vallas y postes derribados por el viento en el famoso balneario, que fue hogar del escritor Ernest Hemingway y sus gatos de seis dedos.
La gente de Key West está utilizando las redes sociales para ayudarse mutuamente. Poco después del mensaje de un surfista que mostraba a un hombre “tumbado o desmayado en la calle Duval”, otro envió fotos de transeúntes que lo colocaban en un lugar seguro. La situación es “extremadamente peligrosa y mortal”, reiteró el domingo por la mañana el centro meteorológico de Key West, que urgió a los que decidieron no evacuar a quedarse refugiados “ahora para salvar su vida”. Irma es el último huracán en llegar a esta localidad turística.

Hace 57 años, el 10 de septiembre de 1960, el huracán Donna azotó la cadena de islas que se despliegan al sur de Florida y destruyó casi las tres cuartas partes de los edificios del archipiélago, dejando un saldo de 12 muertos.

Compartir