‘Juntos’ Fidel y el Che Guevara

‘Juntos’ Fidel y el Che Guevara

Los dos difuntos más emblemáticos de la Revolución cubana, Fidel Castro Ruz y Ernesto “Che” Guevara, compartieron por unas horas el mismo espacio, en el cual posiblemente será el momento más solemne de la caravana que lleva las cenizas del fenecido expresidente de Cuba por todo el oriente del país.

Los restos de Castro Ruz, quien falleció el pasado viernes 25 de noviembre a los 90 años, se dirigen camino a Santiago de Cuba, donde serán sepultados en el cementerio Santa Ifigenia, lugar en el cual también descansan los mártires cubanos José Martí, Carlos Manuel de Céspedes y Antonio Maceo.

La llamada “Caravana de la Libertad” hizo una parada obligatoria en Santa Clara, capital de la provincia de Villa Clara, donde reposan los restos del también comandante guerrillero Ernesto “Che” Guevara.

Así, los máximos símbolos del triunfo de la Revolución cubana “compartieron” un último momento juntos en el mausoleo que fue construido en memoria del guerrillero argentino.

“Fidel y el Che juntos, como cuando peleaban en la Sierra Maestra. Es un momento muy lindo, que jamás olvidaré”, dijo la villaclareña Marta Cabrera.

Los restos de Castro Ruz llegaron en horas de la madrugada de hoy a Villa Clara, luego de salir ayer temprano de la sede de las Fuerzas Armadas en la Plaza de la Revolución de La Habana.

La comitiva fúnebre recorrió las principales avenidas de La Habana para luego enfilarse hacia las provincias del este del país, comenzando por Mayabeque, Matanzas, Cienfuegos y, finalmente, Villa Clara.

En el trayecto decenas de miles de personas se apostaron al borde de las calles para despedir a Castro Ruz, quien dirigió el país entre 1959 y 2006, cuando entregó el poder a su hermano Raúl.



En Santa Clara los restos del polémico político cubano fueron recibidos con un acto cultural que reunió a mucha gente en la Plaza de la Revolución Ernesto “Che” Guevara, donde también descansan los restos del médico gaucho, los cuales fueron traídos por Cuba desde Bolivia y para ser colocados en el mausoleo especial dedicado a su memoria.

Allí, juntos de manera simbólica, los dos viejos y estrechos colaboradores “pasaron” su última velada juntos.

“Era obligado que Fidel y el Che se encontraran una última vez, claro que lo era. Eran dos buenos amigos y tenían que despedirse. Fue un gran gesto que pasara la noche aquí”, dijo el estudiante de medicina José Luis Pérez.

Al amanecer, los restos de Castro Ruz volvieron a la carretera. Fueron llevados al centro de Santa Clara, donde se le rindió homenaje con el canto del himno nacional al líder histórico de la Revolución cubana.

Un gentío lo despidió con banderas cubanas en mano y gritando consignas como “¡Yo soy Fidel, yo soy Fidel”.

La caravana continuó su marcha hacia las provincias de Sancti Spiritus, Ciego de Ávila y Camagüey. En la ruta de la Carretera Central la fila de gente esperando por la caravana para saludar los restos de Castro Ruz no tenían fin.

Con cañaverales de fondo, la gente aguardaba pacientemente por el paso del cortejo fúnebre, uno que sigue su paso hacia el oriente sin prisa, pero sin pausa.