• Home »
  • APP »
  • La crisis de los huevos contaminados se extiende a Austria, Rumanía y Dinamarca
La crisis de los huevos contaminados se extiende a Austria, Rumanía y Dinamarca

La crisis de los huevos contaminados se extiende a Austria, Rumanía y Dinamarca

El caso de los huevos contaminados se extiende por los países europeos, llegando a Rumanía, Dinamarca y Austria. Este martes se ha conocido que cientos de kilos de huevos cocidos y pelados procedentes de unos lotes alemanes sospechosos de estar infectado con el pesticida tóxico fipronil han sido vendidos al sector gastronómico de Austria, informan medios locales. A esto se suma la detección de una tonelada de huevos contaminados en Rumania, ha anunciado la autoridad sanitario-veterinaria rumana ANSVSA; y la venta de 20 toneladas en Dinamarca.

Los huevos de Dinamarca, procedentes de Holanda y comprados a un distribuidor belga, fueron adquiridos por la firma Danæg Products, que los vendió sobre todo a cantinas y servicio de cáterin, informó en un comunicado la Dirección General de Alimentación danesa. Estos tres países se suman a una cada vez más larga lista de naciones infectadas, compuesta por Bélgica, Holanda, Alemania, Francia, Suiza, Suecia, Reino Unido y Luxemburgo.

Retirada e incineración de la mercancía “Tras llegar la información desde Alemania, las dos empresas mayoristas (importadoras) procedieron de inmediato a avisar a sus clientes en toda Austria y se ordenó preventivamente la retirada” de la mercancía, indicó la oficina de Rudi Anschober, consejero para la Protección al Consumidor del estado federado de Alta Austria, limítrofe con Baviera, a la televisión y radio pública ORF. Es el primer caso en Austria de huevos sospechosos de estar relacionados con el actual escándalo por contaminación con fipronil, que alerta a la opinión pública de varios países europeos, sobre todo Holanda, Bélgica y Alemania.

Respecto a la partida de huevos contaminados, también procedente de Alemania, detectada en la provincia de Timis (oeste de Rumanía), el ANSVSA ha asegurado que “ninguna cantidad de este producto se ha puesto a la venta” y ha anunciado que serán incinerados. La autoridad de seguridad alimentaria indicó que intercambia información con las granjas del país sobre la situación de los huevos contaminados con fipronil.

El hallazgo en Rumanía, el primero en Europa del Este desde que se originó la crisis de la contaminación de huevos, ha tenido lugar después de que la Comisión Europea alertara a los Estados miembros de que estuvieran vigilantes. Holanda y Bélgica se encuentran en el origen de la crisis por la utilización de este insecticida, mientras que los otros dieciséis países afectados sólo han importado productos contaminados. El fipronil es un insecticida prohibido en la Unión Europea para su uso en animales de producción de alimentos y, en este caso, ha sido utilizado para tratar la presencia de un ácaro denominado “dermanyssuss gallinae” en gallinas ponedoras. La Agencia para la Salud y la Seguridad Alimentaria de Austria (AGES) informó de que las cantidades de fipronil halladas en huevos en Alemania únicamente son peligrosas para la salud de un adulto si éste ingiere más de siete huevos por día, mientras que uno solo puede afectar a un niño pequeño de unos diez kilos de peso.

 

Compartir