• Home »
  • APP »
  • La policía recupera tres de las cinco obras de Francis Bacon robadas en Madrid
La policía recupera tres de las cinco obras de Francis Bacon robadas en Madrid

La policía recupera tres de las cinco obras de Francis Bacon robadas en Madrid

La policía ha recuperado tres de las cinco obras de Francis Bacon que fueron robadas en 2015 en una casa señorial en una de las zonas más seguras de Madrid. El suceso está considerado el mayor robo de arte contemporáneo en España. Los cinco cuadros del pintor, nacido en Dublín y fallecido en Madrid en 1992, están valorados en unos 30 millones de euros, según algunas estimaciones. La localización de las obras se ha logrado gracias a la colaboración de una de las diez personas detenidas durante los dos años de investigación.

Las obras son propiedad de José Capelo, de 59 años, un amigo de Bacon que las recibió en herencia y es aficionado al arte. El robo se perpetró en julio de 2015, en la vivienda de Capelo, situada muy cerca de la Plaza de la Encarnación, a escasos metros del Senado, una zona muy vigilada y poco transitada. Los ladrones accedieron a la casa mientras el dueño estaba en Londres. Además de los cuadros los ladrones robaron una caja fuerte que contenía joyas y una espléndida colección de monedas antiguas valoradas en 400.000 euros. Fuentes cercanas al propietario de las obras afirman que el sistema de alarma de la vivienda contratado con una empresa líder en el sector resultó un fiasco. Este ha denunciado a la compañía a la que acusa de irregularidades y destrucción de pruebas que han entorpecido la investigación del caso.

El pasado enero, la policía detuvo en Madrid a tres personas relacionadas con el robo, por el que ya habían sido arrestadas otras siete personas el año pasado. Los tres últimos detenidos son presuntamente los delincuentes que utilizó la banda para abrir la casa donde estaban las obras de arte, explicaron entonces fuentes policiales a este diario. Los implicados más importantes en el robo, los que realmente organizaron toda la trama, incluido su presunto cerebro, Cristóbal García, según la policía, ya fueron detenidos en mayo de 2016 y se encuentran en libertad condicional bajo fianza. García, marchante de arte, niega a este periódico tener relación con el caso.

Los arrestos del pasado enero fueron posibles a raíz de la investigación de la consulta telemática realizada a una entidad privada británica dedicada a la búsqueda de obras de arte robadas o desaparecidas y de las pesquisas sobre unas fotografías inéditas incluidas en esa consulta. “La banda está completa. Los detenidos están implicados en el robo aunque no lo reconozcan. Y estamos muy esperanzados en localizar los otros dos cuadros robados”, afirma una fuente policial.

Los presuntos ladrones detenidos en 2016, quienes organizaron la trama, intentaron vender sin éxito las obras en España al menos en dos ocasiones. La primera vez, en septiembre de 2015, solo dos meses después de que se produjera el robo. El intento lo protagonizó Ricardo Barbastro, de 46 años, uno de los detenidos. Llamó a un primo suyo empleado en una galería de arte y le ofreció los cuadros. No se habían hablado desde hacía 17 años. A la reunión acudieron varios de los detenidos. El galerista rechazó el ofrecimiento. “Todo me pareció muy raro”, declaró a la policía.

El segundo intento fallido fue durante una reunión celebrada en febrero de 2016 en el número cuatro de la calle Duque de Alba de Majadahonda, una casa moderna de tres alturas situada a escasos metros del paseo principal de esta localidad madrileña, según pudo acreditar la investigación policial y describe el sumario judicial.

La operación policial sigue abierta. Los investigadores guardan un hermetismo total. Y confían en recuperar las dos obras de arte que fueron sustraídas en Madrid y que todavía no han sido encontradas.

 

Compartir