• Home »
  • App »
  • La renuncia del gobernador del Banco de México provoca que el peso se deprecie más
La renuncia del gobernador del Banco de México provoca que el peso se deprecie más

La renuncia del gobernador del Banco de México provoca que el peso se deprecie más

Agustín Carstens, quien ejerce como gobernador del Banco de México desde 2010, abandonará ese organismo para desempeñarse como gerente del Banco de Pagos Internacionales (Basilea, Suiza), la institución financiera internacional más antigua del mundo.

Esta renuncia se hará efectiva el 1 de julio de 2017, pero ya ha provocado que el peso amplíe su pérdida frente al dólar. Así, la moneda mexicana se vende en 20.8314 unidades, una depreciación del 1,5 % respecto al cierre previo, de acuerdo con el sitio Expansión.

Prestigio internacional
Carstens, quien cuenta con maestría y doctorado por la Universidad de Chicago (EE.UU.), fue titular de la Secretaría de Hacienda durante el gobierno del conservador Felipe Calderón y formó parte del Comité de desarrollo del Fondo Monterario Interncional (FMI) y del Banco Mundial.



En un comunicado, la vocería del Gobierno de Enrique Peña Nieto ha indicado que “esta designación representa una gran distinción”, tanto para el elegido como para la manera de dirigir “las políticas macroeconómicas de México”.

El peso sigue cayendo

El hecho de que Agustín Carstens fuera elegido como el mejor gobernador mundial de un banco central en 2012 no ha impedido que el peso mexicano se haya devaluado “de manera permanente” en los últimos años, como recordó el académico John Ackerman en una videocolumna de RT. De hecho, en 2016 la moneda de México ha caído un 20 %, mientras que durante los cuatro años de mandato de Peña Nieto el descenso ha sido del 36 %, de acuerdo con el diario ‘La Jornada’.

La victoria de Donald Trump en las elecciones de Estados Unidos generó pérdidas superiores al 8,53 % en el valor de la divisa mexicana. Esa circunstancia provocó que Carstens y el titular de la Secretaría de Economía, José Antonio Meade, ofrecieran una conferencia de prensa para tratar de calmar a los mercados, en la que anunciaron medidas tan polémicas como la profundización de las denominadas Reformas Estructurales.