M6 Note, Meizu logra el trono de la gama media

M6 Note, Meizu logra el trono de la gama media

Estaban un poco mosqueados los seguidores de Meizu porque el fabricante chino había dado la espalda a los chips de Samsung y de Qualcomm. Los Exynos de la surcoreana habían sido la opción más utilizada por la marca desde hacía años y siempre aparecían en las quinielas que se hacen antes de un lanzamiento, pero al final ganaba la china Mediatek. Por su parte, los Snapdragon de la compañía estadounidense estaban vetados porque Meizu se enredó el año pasado en una batalla legal con esa empresa.

Así que los dos últimos años la marca ha visto reducido su abanico de procesadores a los que ofrece Mediatek -con la excepción del PRO6 Plus que no está disponible en mercados internacionales-. Aunque el Helio X30 que monta la versión más avanzada del último buque insignia -el PRO 7- se acerca a las bondades de los mejores Exynos y Snapdragon, muchos consideran que el rendimiento de los chips chinos es inferior. Y las estadísticas les dan la razón.

Afortunadamente, todo ha cambiado con el lanzamiento del M6 Note, la apuesta de Meizu para coronarse rey en la gama media. La empresa de Zhuhai ha hecho las paces con Qualcomm y ha utilizado el Snapdragon 625 -con ocho núcleos a una frecuencia máxima de 2 Ghz.- en un terminal que bate a Xiaomi en la variable más importante de esta gama: la relación calidad – precio. Aunque todavía no se sabe a cuánto ascenderá la factura definitiva en España, si juzgamos por lo que cuesta en China -entre 1.099 y 1.699 yuanes- la horquilla después de sumar costes de transporte y aranceles debería estar entre los 190 y los 250 euros, según la cantidad de memoria RAM -3 o 4 GB- y de almacenamiento interno -16, 32, o 64 GB-.

La apuesta más fuerte de Meizu

Y, por ese precio, es difícil pedir más de lo que ofrece el M6 Note. En primer lugar, es un ‘smartphone’ elegante y bien fabricado. El cuerpo metálico ‘unibody’ resulta robusto y el acabado mate es especialmente atractivo en los colores azul y negro, aunque en ese último las huellas se notan bastante más. La ubicación de la cámara dual, con los dos objetivos ubicados en vertical y con un tamaño diferente, se agradece por dos motivos: primero, porque es poco habitual; y después, porque, al tener las cámaras en el centro de la tapa trasera, resulta mucho más difícil tapar accidentalmente uno de los objetivos con el dedo.

Muestra de que Meizu ha puesto empeño en el diseño es el peculiar flash cuádruple que monta sobre las cámaras, siguiendo la línea que dibuja la antena. Como ya hizo con el PRO 6, que incluye un curioso flash circular, este elemento se convierte en un punto diferencial del M6 Note. A diferencia de lo que sucede con muchos de los móviles que saturan el mercado, con este flash, Meizu logra que el terminal sea rápidamente reconocible. Además, los bordes laterales de la tapa trasera tienen una pequeña muesca que cuesta percibir pero que se ha diseñado pensando en hacer el aparato más cómodo de sujetar. La verdad: no se nota la diferencia.

El panel frontal, que la marca china no ha cambiado desde el lanzamiento del MX5 hace ya más de dos años, es demasiado genérico. Resulta funcional y se agradece que Meizu mantenga el botón único M-Touch -que es muy práctico porque acapara las funciones de los tres botones clásicos de Android así como el lector de huellas-, pero va siendo hora de introducir alguna novedad. Sobre todo ahora que entramos en la era de las pantallas ‘infinitas’, el borde superior se hace, si acaso, un poco grueso.

En cualquier caso, comparado con otros teléfonos de la misma gama, el M6 Note resulta uno de los más atractivos a la vista.

Pura potencia

Y también es uno de los más potentes. El Snapdragon funciona perfectamente, y el hecho de que la capa Flyme -basada en Android 7.1- sea más liviana que la mayoría de sus competidores chinos hace que el uso resulte especialmente fluido. Y eso que la unidad que hemos probado en TEKNAUTAS todavía no cuenta con el sistema operativo definitivo. Eso sí, que nadie busque funciones asombrosas, porque lo más llamativo del ‘software’ es la ‘caja de herramientas’, donde se incluyen algunas funciones curiosas como un sensor de sonido que muestra en decibelios el ruido ambiente, una regla, y un nivel.

De todas formas, lo que realmente importa actualmente es el resultado que ofrece la cámara. Y ahí Meizu tampoco defrauda. Sin duda, no es la mejor cámara dual del mercado, pero sí la mejor en su rango de precio. Para empezar, cuenta con dos lentes de una luminosidad muy generosa -f 1,9-. El gran angular está construido con seis elementos y viene acompañado de un sensor Sony IMX362 de 12 megapíxeles, mientras que el ‘tele’ cuenta con un elemento menos y está respaldado por un sensor de 5 megapíxeles que se queda un poco corto. Pero, sobre el papel, el M6 Note supera al Xiaomi Mi5X, su más directo competidor.

Y los resultados avalan esa superioridad. Tanto con buena luz como con escasa iluminación, el M6 Note ofrece imágenes más que dignas. Falla, si acaso, el algoritmo encargado de crear el fondo borroso en el modo retrato. En nuestras pruebas, nos hemos encontrado con que tarda en reconocer al sujeto que se quiere resaltar y que tiene dificultades para perfilarlo bien cuando hay muchos elementos en la toma. No obstante, hay que volver a mencionar que el ‘software’ que ha diseñado ArcSoft será actualizado en breve y, posiblemente, con eso mejore la experiencia de uso de este modo cada vez más popular.

Eso sí, como es lógico en este rango de precios, el móvil no incorpora un estabilizador óptico que sería muy útil para lograr tomas nítidas en condiciones de poca luz. Pero, teniendo en cuenta que es un elemento que se encuentra en móviles que cuestan más de 400 euros, lo que cuenta es la ventaja que proporcionan al Meizu las lentes especialmente luminosas.

Buen nivel, aunque algo genérico

Por su parte, la cámara ‘selfi’ de 16 megapíxeles, que viene con una lente estándar f 2.0, hará las delicias de los que más disfruten con el autorretrato. La calidad de las imágenes sorprende, y los filtros de belleza funcionan razonablemente bien. Aunque lo más divertido es llevarlos al límite para crear caricaturas de uno mismo.

En cuanto al resto de componentes, son bastante genéricos. La pantalla FHD de 5,5 pulgadas no está mal, lo mismo que el sonido -gracias por mantener el Jack de auriculares-. Notable es la batería, que con 4.000 mAh. se puede estirar hasta los dos días de uso. Y bienvenida es la carga rápida de 18W que nos da un 73% de batería en una hora. Se echan de menos el chip NFC -que manía con no incluirlo- y un puerto USB-C que sustituya ya al obsoleto Micro-USB.

En definitiva, Meizu ha lanzado al mercado un terminal que va a poner la gama media todavía más al rojo vivo. Por primera vez, uno de sus aparatos cuesta menos que el equivalente en Xiaomi, y eso convierte al M6 Note en el rey de la gama media, por delante del Mi5X. Es, además, uno de esos terminales que demuestran cómo la mayoría de los usuarios no necesita gastar un dineral para contar con un buen aparato que va a satisfacer todas sus necesidades actuales. Además, en este caso Meizu cuenta tanto con tienda online oficial como con soporte técnico en España.

Compartir