• Home »
  • APP »
  • Punta Catalina no se inunda porque está a seis metros sobre el nivel del mar
Punta Catalina no se inunda porque está a seis metros sobre el nivel del mar

Punta Catalina no se inunda porque está a seis metros sobre el nivel del mar

Las lluvias ocurridas durante el país la pasada semana no afectaron la construcción de la central termoeléctrica de Punta Catalina como se muestra en un video de unas supuestas inundaciones que circula las redes sociales.

Ayer el administrador general de Punta Catalina, Jaime Aristy Escuder, ofreció un recorrido a diferentes medios de comunicación, en el que se pudo observar que los trabajos se desarrollan con normalidad en todas las áreas.

El funcionario negó que las lluvias hayan inundado la zona de las calderas y el área donde se construye los depósitos del carbón que utilizarán las plantas como combustibles, aunque admitió que en algunas zonas bajas se apozó agua.

“Como es lógico, las lluvias provocaron acumulación de agua en la parte baja, pero no en las instalaciones de las plantas. Aun se está en construcción y cuando se termine la obra constará con un sistema de drenaje que recogerá todo el agua que pueda caer para ser tratada en una planta de tratamiento industrial”, explicó Escuder.

“En ningún momento la planta sufrió daños por las lluvias, la planta drenó hacia los laterales y ahí se tardó un poco en salir”, dijo.

Dijo además, que los depósitos de la cenizas se construyen en bodegas que estarán a 14 metros sobre el nivel del mar, para evitar que haya algún contacto con el agua que pueda causar contaminación.

Junto al funcionario estuvo, dando las explicaciones técnicas de la obra, Pablo Rivas, director técnico de la construcción quien dijo que los trabajos se hacen en aproximadamente 560 mil metros cuadrados, que están elevados a seis metros sobre el nivel del mal, para evitar precisamente una posible inundación por cualquier vía.

Dijeron que la obra tiene estado de avance del 81 por ciento y se espera que para julio de 2018 comenzar a hacer las pruebas en la primera torre de transmisión.

Compartir