Rusia muestra su tecnología militar más Avanzada

Rusia muestra su tecnología militar más Avanzada

El salón aeroespacial más importante de Rusia, y uno de los más grandes del mundo, el MAKS 2017, ha abierto sus puertas esta semana. En este derroche de ingeniería militar y fuerza armamentística, el país anfitrión ha vuelto a demostrar su potencial con la presentación de nuevos cazas y helicópteros de combate con un doble objetivo: sacar pecho y calentar el bolsillo de muchos países con ganas de mejorar sus ejércitos.

El evento, que durará hasta el próximo 23 de julio, reúne a hombres de negocios, delegaciones internacionales y simples aficionados de la aeronáutica en las afueras de Moscú. Allí, durante 7 días, los participantes ven en primera persona lo último de la flota aeroespacial rusa. Un salón que el país de Putin lleva trece años aprovechando para demostrar que aún es todo un referente en el sector militar. Y para hacer un poco de caja con el buen material que les queda de la época soviética.

Desde aviones indetectables a helicópteros especializados en la lucha contra el Estado Islámico, Rusia vuelve a poner en su escaparate sus grandes aeronaves de combate. ¿Cuáles son las grandes novedadeS?

MiG-35, el caza que viene
Sí hay un protagonista en este MAKS es el nuevo caza ruso de la familia MiG. Esta aeronave, que toma la estructura de su predecesor, el MiG-29, uno de los aviones de combate más populares desde los años 80 (equivalente al F-16 occidental), viene con bastantes mejoras.

Su capacidad para ser invisible ante cualquier radar y su equipo tecnológico de quinta generación lo han convertido en la estrella de este salón. Según los organizadores, ya han recibido varias ofertas de distintos clientes para hacerse con él. Aunque aún está en fase de pruebas, esperan que en dos años la aeronave esté a punto para empezar a fabricarse en cadena.

“Es un high-low ligero de segundo nivel. Muy apetecible para países sin un gran presupuesto”, explica el especialista en tecnología militar José Cervera. “No deja de ser un MiG-29 con muchas mejoras, por lo que puede ahorrar costes en repuestos y aprendizaje de los mecánicos y pilotos a los países que ya tuvieran la versión anterior”.

Mi-171Sh-VN, el helicóptero del desierto
Otra de las presentaciones más esperadas del evento es este helicóptero de transporte y combate. Aunque es una modificación de un modelo anterior (el Mi-171Sh), es una aeronave única ya que todas sus modificaciones vienen de la experiencia de la lucha contra el ISIS en Siria.

Ante lo vivido por los soldados rusos en esta guerra, sus ingenieros decidieron remodelar uno de los vehículos más característicos de su flota y crear una versión del mismo que ha despertado el interés de medio mundo.

Mi-171Sh-VN (Reuters)

Sus principales actualizaciones son nuevos motores más potentes, aumento de la velocidad máxima, capacidad para asumir aterrizajes forzosos y un armamento que cuenta con dos ametralladoras de gran calibre colocadas en las puertas laterales. “Nos encontramos ante una evolución de una creación soviética que, por sus características, es perfecto para terrenos áridos y zonas poco avanzadas tecnológicamente”, señala Cervera.

Su-34 Fighter, el antiportaaviones
Este es otro de los grandes aviones rusos modificados que se presentan en este MAKS 2017. Una aeronave multifuncional que puede realizar fácilmente maniobras acrobáticas y atacar objetivos bien defendidos con sus armas de alta precisión.

Tras su buena participación en la guerra en Siria, Rusia busca dar salida a este vehículo de combate que puede ser de gran utilidad para atacar posiciones terrestres y en alta mar (buques de combate y portaaviones) de forma rápida y contundente.

Sukhoi Su-34 (Reuters)

“Los Sukhoi son los aviones de combate rusos de primer nivel, forman parte de una familia que viene de la época soviética y se caracterizan por su tecnología puntera y su potencia”, explica Cervera. Este modelo en concreto está preparado para la exportación y se presenta en el salón para cerrar inversores internacionales que busquen un avión contundente.

Mil Mi-26, ‘made in URSS’
Aunque no es una aeronave de ataque, este helicóptero de transporte es una de las grandes novedades del salón este año. Su buen nombre internacional, su bajo coste, y sus actualizaciones tecnológicas lo convierten en un negocio redondo para Rusia.

Tiene una de las cargas útiles más competitivas del mercado (56 toneladas) y es capaz de alcanzar casi los 300 km/hora. “Es todo un clásico de la época de la URSS y les puede venir genial a los países en vías de desarrollo”, aclara Pepe Cervera.

Compartir