• Home »
  • APP »
  • Sectores cercanos a cañadas ven paso de Irma con normalidad
Sectores cercanos a cañadas ven paso de Irma con normalidad

Sectores cercanos a cañadas ven paso de Irma con normalidad

La situación en los sectores Herrera y Arroyo Hondo ante el paso del extremadamente peligroso huracán Irma es de normalidad y acatamiento a las medidas de seguridad dadas por los organismos de socorro, más no de confiar.

En el barrio Buenos Aires de Herrera, sector Los Olivos, en las cercanías de la calle México, zona donde confluyen la cañada Guajimía y la cañada Buenos Aires, los ciudadanos se mantenían atentos a cualquier crecida o eventualidad inesperada.

Noemí Zapata, quien tiene su vivienda y un pequeño colmado a escasos metros de ese lugar, dice que en ese punto de confluencia, las dos cañadas cuando vienen desbordadas experimentan inundaciones catastróficas, por lo que aunque el ambiente de lluvia esté lento, no deja de estar asustada por lo que pueda venir.

“Imagínate este huracán hay que respetarlo, las autoridades han dicho que es uno de los más fuerte por tal razón debemos permanecer atentos y más en mi casa que la inundación abarca más de la mitad de las paredes”, expresó Zapata, en conversación con Diario Libre.

En ese sentido se expresó Juan Ortiz, al asegurar que por el momento no tiene miedo aunque no deja de reconocer que en cualquier momento puede haber problemas debido a la vulnerabilidad de la zona unido al riesgo que representa una de las cañadas más peligrosas de la ciudad.

Aunque las autoridades han hecho desalojos con la intensión de mejorar la situación, Guajimía sigue siendo amenazante para las familias colindantes. Algunos tramos de la cañada se tapan y se desborda por los desperdicios. Mal olor y una gran cantidad de mosquitos, ratas y cucarachas que causan diversas enfermedades es el ambiente imperante allí.

Entre tanto que Ramón Antonio, resiente en la yuca de Los Ríos, por donde circula la cañada Los Rios, dijo que en ese desfiladero han muerto varias personas en épocas anteriores debido a las crecidas que experimenta.

“Todavía no ha pasado nada por aquí, solo una ligera llovizna, de todas formas tenemos a mano palas, hachas, picos y demás utensilios para responder a los peligros que pueda representar Irma”, agrega Antonio.

La cañada La Ochocientas, también en el sector Los Ríos, Arroyo Hondo, es una atípica cañada donde su cauce circula por debajo de casas y edificaciones construidas en forma de puente. Cuando llegan las abundantes lluvias la situación se torna crítica, así lo afirma Miguelito López, uno de los moradores del lugar que inspeccionaba la zona.

A pesar de la poca peligrosidad que ha representado el potente huracán Irma para los sectores del Gran Santo Domingo, concretamente, los rodeados de cañadas, el devastador tifón se mueve pasado el mediodía de este jueves paralelo al país, a una distancia de 125 kilómetros de Puerto Plata, una de las provincias más afectadas por las lluvias del pasado año.

En su movimiento de traslación, que previo a acercarse a la República Dominicana aumentó su movimiento a 28 kilómetros, volvió a tomar los 26 kilómetros por hora que tenía ayer.

El “catastrófico huracán Irma”, como lo ha definido el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (CNH por sus siglas en inglés), continúa con la categoría 5 y posee una fuerza en sus vientos de 280 kilómetros por hora.

El CNH dice que los vientos de fuerza de huracán se extienden fuera de su centro hasta a 95 kilómetros, y como tormenta a 295 kilómetros.

Compartir