Senos grandes con implantes rotos

Senos grandes con implantes rotos

Si usted tiene implantes de mama y nota un cambio o reducción en la forma de uno de sus senos, siente dolor constante, escozor, entumecimiento o endurecimiento, ¡póngase alerta!, sus implantes pueden tener una ruptura.

De acuerdo al cirujano plástico Ricardo Ventura, el hecho de que un implante se rompa no es debido a la mala calidad de su composición, sino más bien a traumas provocados por accidentes, como golpes, un mal movimiento o, en algunos casos, por actividades que requieren de mucha fuerza.

“Difícilmente pueda haber un caso donde se rompa por su mala composición, pues los implantes poseen controles de calidad muy rigurosos”, aclara el experto, quien es miembro de la Sociedad Dominicana de Cirugía Plástica, Reconstructiva y Estética (Sodocipre).

Él señala que lo primero que una mujer debe hacer si sospecha que sus implantes tienen esta anomalía, es recurrir al médico; y lo ideal es que sea el mismo especialista que le realizó la cirugía.

¿Qué sucede con el implante? El doctor Ventura apunta que los implantes pueden estar rellenos con solución salina o gel de silicona. Ambos tienen una cubierta exterior de silicona y pueden variar en su grosor y tamaño. No obstante, en República Dominicana solo este último está permitido.

Sostiene que los implantes de gel de silicona altamente cohesivos de uso médico son los más seguros y resistentes, debido a que están fabricados para que si se rompen, el gel se quede dentro de una envoltura y se mantenga alrededor del implante.

Explica que los implantes salinos se pueden romper más fácilmente y causar estragos dependiendo de cada organismo. “La cirugía con ellos es más delicada. En algunos países, solo los médicos con muchos años ejerciendo la cirugía plástica suelen usar esos rellenos”, dice.

Es por eso que es de suma importancia que la mujer hable con su cirujano y se informe sobre qué tipo de prótesis utilizará para la intervención.

Tratamiento. Una vez la paciente acude a su médico, este la envía a realizarse varias pruebas para obtener el diagnóstico.

“Ella puede ser sometida a varios estudios para detectar la situación del implante como ecografías o tomografías axilares computarizas. Pero realmente el ‘gold standard’ (test de referencia) en este caso es la resonancia magnética”, apunta.

Cuando se tiene el diagnóstico, -explica el doctor Ventura-, el cirujano procede a hacer una limpieza previa de la cavidad y luego a quitar o remplazar la prótesis.

“Esta es una operación muy sencilla y segura. En la mayoría de los casos, los médicos solo aplicamos anestesia local. De ahí en lo adelante, la paciente continúa con su vida normal, sin la preocupación, de que este suceso pueda acarrearle consecuencias negativas en el futuro”, expresa.

Recomendación. En algunos casos, la ruptura de una prótesis mamaria no se visualiza, por esta razón es imprescindible realizarse una resonancia magnética después de diez años de haberse realizado el aumento mamario sea cual sea la marca de prótesis utilizada.

Seguir esta simple recomendación hace posible detectar daños o rupturas que la paciente no haya notado.

Compartir