Siguen aislados pueblos de regiones norte y este

Siguen aislados pueblos de regiones norte y este

Seguían este viernes en la región norte del país desbordados ríos y cañadas a causa de los aguaceros que dejó el huracán María, situación que provocó aislamientos de pueblos, daños a viviendas, puentes, carreteras y plantaciones agrícolas.

Autoridades de las provincias Valverde, Montecristi, Duarte, Hermanas Mirabal, Espaillat, La Vega, María Trinidad Sánchez, Samaná, Sánchez Ramírez y otras, informaron que algunas comunidades recobran su normalidad tras las inundaciones y que se trabaja para restablecer la comunicación en algunas que quedaron aisladas por la destrucción de puentes y carreteras.

San Francisco

En San Francisco de Macorís las lluvias generadas por el huracán María provocaron inundaciones por desbordamiento del río Jaya, que anegó decenas de viviendas, cuyo nivel sobrepasó los bordes del puente obligando a las personas a ver cómo sus ajuares eran arrastrados por las turbulentas aguas.

Esas inundaciones desde anoche y esta madrugada afectan a familias de Cuesta Blanca, Ugamba, Barrio Azul, barrio El Matadero y otros próximos a la ribera de ese río, que según el gobernador provincial, Juan Antigua y miembros de la Defensa Civil evacuaron a los residentes.

Los vientos derribaron varios árboles centenarios y ramas cayeron sobre el tendido eléctrico.

Gaspar Hernández
Tras más de doce horas varias comunidades aisladas, la Junta Distrital de Veragua, encabezada por su directora, Blasina Reyes, logró restablecer la comunicación al disponer los trabajos de limpieza del puente de Batey Ginebra, que amaneció lleno de escombros tras el desbordamiento del río Veragua, que mantuvo aislada las comunidades Batey, Calolín y Las Marías.

Yaque en Mao
En el sector el Puente, de Mao, las viviendas fueron anegadas desde anoche por el desbordamiento del río Yaque del Norte. Casas de familias y comercios están inundados, algunas personas evacuadas de manera forzosa por organismos de socorro, que se negaban a salir de sus hogares por temor a que les robaran sus ajuares.

Nagua

El río Boba seguía hoy desbordado y mantenía aisladas las comunidades rurales del distrito municipal de Las Gordas de Nagua, y los cauces de los ríos Nagua, Arroyo al Medio, La Palmita, El Guásaro, Aarroyo Grande y Riote, redujeron el caudal,

Muchas familias afectadas por las inundaciones sacaban lodo de sus casas y ponían al sol sus ajuares, mientras trataban de incorporarse a sus labores habituales tras el paso del huracán María.

Minerba Santos, presidenta de la Defensa Civil, dijo que siguen aisladas las comunidades de Las Gordas con Mata Bonita por destrozos de alcantarillas y del puente tras la crecida del río Boba.

Entre estas comunidades están Los Jengibres, La Piragua, Mata del Agua, Memisos, Tizón, Laguna de Caimán, La Gata, Mata Bonita, Los Solares, La Catalina, Alemania, Los Cuervos, y otras, donde las autoridades trataban de llevarles alimentos, colchones y frazadas.

Hermanas Mirabal

En esta provincia los aguaceros y las inundaciones producidas por el huracán María dejaron más de 15 viviendas colapsadas, 164 personas damnificadas, zonas incomunicadas en la parte montañosa de Salcedo y Tenares, además puentes a punto de colapsar y un trecho de la carretera de la comunidad El Muerto se derrumbó.

El director de la Defensa Civil, profesor Francisco Javier Almánzar, dijo que en Salcedo tres casas fueron arrastradas por la crecida del río Juana Núñez en la comunidad Las Mercedes, Ojo de Agua 1.

Compartir