WhatsApp experimenta problemas a nivel mundial

WhatsApp experimenta problemas a nivel mundial

El mayor servicio de mensajería del mundo, WhatsApp, presenta este miércoles varios inconvenientes en el servicio. Los usuarios han reportado los problemas a través de las redes sociales y han recurrido a otras aplicaciones para comunicarse.

Por el momento, la compañía no se ha pronunciado oficialmente a través de sus cuentas oficiales en las redes sociales. Se desconocen las razones técnicas que llevaron a la caída del servicio.

Una de las mayores adquisiciones de la historia
La aplicación fue creada en 2009 por Brian Acton y Jan Koum, exempleados de Yahoo! como una alternativa al servicio de mensajería corta (SMS) y adquirió rápidamente una gran popularidad por parte de los usuarios de todo el mundo. En la actualidad, cuenta con más de 1.000 millones de usuarios en todo el mundo.

En febrero de 2014, Facebook anunció la adquisición de WhatsApp por 19.300 millones de dólares y desde entonces, la aplicación de mensajería más popular del mundo ha formado parte de los activos del gigante estadounidense.

Esta adquisición fue declarada como una de las mayor transacciones financieras en la historia.

No se trata de la primera falla masiva del servicio
El 22 de febrero de 2014, a pocos días de haber sido adquirido por Facebook, el servicio de WhatsApp experimentó una caída durante unas 4 horas. Jan Koum se disculpó públicamente por la interrupción y catalogó el corte como el “más largo y más grande” que ha experimentado la compañía.

Su principal competidor, Telegram, reportó una “avalancha de usuarios” en sus sistemas debido a los problemas que experimentó WhatsApp. Millones de personas comenzaron a descargarse la aplicación e intentaban registrarse en ella, causando serios problemas en los servidores de la compañía.

En total, WhatsApp experimentó cuatro caídas del servicio en menos de 24 horas y generó numerosas quejas de los usuarios. Los representantes de la compañía argumentaron una falla en la red de datos y aseguraron que tomaran las medidas necesarias para que una caída de tal magnitud “no vuelva a suceder”.

Sin embargo, WhatsApp experimentó dos nuevas caídas en abril y en mayo de ese mismo año. La compañía reportó serios problemas en sus servidores, pero no aclaró los motivos que originaron la caída del servicio.

 

 

Una caída en el servicio deja sin Whatsapp a millones de personas durante más de dos horas

 

Los servicios de la popular aplicación de mensajería WhatsApp, propiedad de Facebook, quedaron suspendidos este miércoles en numerosos puntos del mundo, según indican usuarios y páginas de monitoreo de redes sociales.
El sitio web Downreport registró un fuerte aumento de informes de suspensión de servicios de Whatsapp a partir de las 17.00 hora local de la costa este de Estados Unidos (21.00 GMT), tanto en EE.UU. como en partes de Europa, Latinoamérica y África. Según Down Detector la caída fue especialmente notable en Europa Occidental, la Costa Este de Estados Unidos y América Latina. India es otro de los grandes graneros de usuarios de la aplicación, sin embargo, por el uso horario en que se encuentra la incidencia de la caída es menor. Pasada la medianoche de España comenzaron a enviar y recibirse mensajes de forma intermitente, sin llegar a poder entablar conversación entre usuarios. A partir de la una de la madrugrada española, las cuatro de la tarde hora local del Pacífico, WhatsApp se había reestablecido por completo.

Ni WhatsApp ni Facebook, empresa matriz del servicios de mensajería, han informado, hasta el momento, de las causas de la caída del servicio de la popular aplicación. A través de un comunicado se han limitado a decir que están “al corriente” del fallo y que trabajan para “solucionarlo lo antes posible”.

WhatsApp tiene más de 1.000 millones de usuarios activos y es una de las aplicaciones móviles y web más populares de internet.

La aplicación ya sufrió una caída de cuatro horas en febrero de 2014, solo tres días después de cerrar el acuerdo de compra con Facebook por 13.800 millones de euros. Aunque sigue siendo gratis, los últimos pasos de la firma, cuyas oficinas ya están dentro del campus de Facebook en Menlo Park, es que se conecte a marcas y servicios para dar soporte a través de chat.

Mark Zuckerberg, tras la compra, aseguró que siempre seguiría siendo gratis y sin publicidad. Esta fórmula de comunicación entre marcas y particulares está en la frontera entre ambas. Aunque no han integrado los perfiles de ambas plataformas, Facebook ha dado algunos pasos en este sentido. Por ejemplo, incluir las historias efímeras en las fotos de perfil, o poder tomar imágenes de álbumes de la red social como identidad.

Durante la pasada conferencia de desarrolladores, David Marcus, responsable de Messenger de Facebook, dejó un mensaje que evidencia la pérdida de interés por parte del gigante de Menlo Park. Lo ven como un servicio para el mundo en desarrollo, pero no para Estados Unidos, y mucho menos para su gran apuesta por el envío de contenido adaptado mediente bots e inteligencia artificial.

Cada vez son más las voces que apuntan a que WhatsApp fue una compra defensiva. Hacía años que una aplicación no tenía una recurrencia similar ni una curva de adquisición de usuarios tan marcada.

Compartir